OCACIONALMENTE ALGO INTERESANTE

jueves, 30 de septiembre de 2010

Microcuentos Sobre El Dinero y Nuestra Negada Devoción Hacia Él

El Rincón de los Relatos

VISITANTE

Un extraterrestre visita nuestro país disfrazado de humano para no ser descubierto. Se sienta en la mesa de un restaurante y se asombra de la mesera por su trabajo arduo y dedicado. Atiende cada mesa amable y servicial. Un digno ejemplo del humano esforzado tomaba nota el extraterrestre. Cierto cliente y sus dos hijos fueron atendidos y cuando la mesera les llevaba las bebidas preguntó “¿para quién era el jugo de frutilla?” y el padre curiosamente furioso dijo “pero cómo señorita, usted debería saber si para eso estoy pagando”. El extraterrestre no alcanzó a sorprenderse porque recordó es cierto es así cómo funciona acá en la Tierra.

MULTITUD

Un espectáculo público. Miles de personas reunidas. Todos buscando la mejor ubicación. Finalmente lo de siempre, niños encaramados en barreras de seguridad o en los hombros de sus padres, prepotentes haciéndose espacio a empujones, la pobre señora joven me deja pasar adelante debería llegar más temprano señora. Pensé que si fuéramos una comunidad fraterna todos nos sentaríamos en el suelo y así todos podríamos ver. Pensé que estando en una sociedad solidaria los más bajos se pondrían adelante y los altos detrás. ¡Cuánto clama la gente por ese mundo igualitario, justo, pero por dios cómo amamos el sistema en el que estamos!

ENSAYO CIENTIFICO DEL DINERO SOBRE LA LIBERTAD

- Deberías irte de la casa de tus padres si tanto te molesta vivir bajo sus reglas. Aprovecha que tienes trabajo y ganas tu propia plata.

- ¿Bromeas verdad? ¿irme a vivir solo a un departamento minúsculo y arañando paredes para llegar a fin de mes? No gracias.

[Dinero sobre libertad]

- Bonito cuadro, los colores, las formas, me encanta deberías dedicarte a esto

- ¿Y de cuándo has visto que alguien se haga rico pintando?

[Dinero sobre 2xlibertad]

- Es demasiado. Te gritonea, te basurea, te toquetea y más encima te paga el mínimo. Deberías dejar ese trabajo y mandar a tu jefe a la cresta.

- Es lo que me tocó no más, tengo que aguantar o si no me quedo sin pega.

[Dinero sobre 3xlibertad]

- Debes estar bromeando. ¿Cómo te vas a casar con ese infeliz? Siempre me has dicho cuánto lo odias y todavía vas a casarte con él.

- Eso lo dices tú porque estas casada con tu doctorcito. ¿De algo tengo que vivir yo también no te parece?

[Dinero sobre 4xlibertad]

- Escuché que tu hijo quiere estudiar teatro. ¿Un poco arriesgado no te parece? Es decir, no tiene un futuro asegurado.

- Por eso va a estudiar ingeniería primero, un cartón primero y después que se dedique a lo que quiera.

[Dinero sobre 5xlibertad]

- Interesante tu estudio sobre el dinero y la libertad, además tienes cara de estar entretenido con el asunto.

- Cierto, siento que es algo que debí haber hecho desde que entré a estudiar sociología pero lo dejaré porque no encuentro a nadie dispuesto a pagar por él.

[Dinero sobre 6xlibertad]

PERTENENCIAS
Esta mujer, gerente de una importante empresa, va llegando al supermercado en su lujoso auto. Baja al subterráneo y se estaciona. Desciende del auto, presiona el botón de la alarma y verifica igualmente los seguros de cada puerta. Camina hacia la entrada y un letrero llama su atención. Un círculo rojo con una equis de igual tono, todo sobre el dibujo de una maleta. “No deje pertenencias valiosas dentro del automóvil”. Sin dudarlo la mujer regresó a su auto, sacó su maletín, volvió a cerrarlo y verificar los seguros de las puertas. Esta vez no olvidó asomarse a la ventana y decirle “vuelvo rapidito ¿ya?” a su pequeña hija muy segura en la parte trasera del lujoso automóvil.

RETOÑO

Colegio pagado, reunión de apoderados de un curso menor. Típica profesora joven con esas ideas innovadoras llámese “dinámicas”. Entregó a los padres un papel y les dijo escriban lo que más desean para su hijo en el futuro en una sola frase. Rápidas las lapiceras bajaron un pellizco sus niveles de tinta y los padres miraron al frente. Bien, a ver los papás de Tomás que pusieron y que mi hijo llegue a ser más que yo en la vida y también los otros padres con palabras diferentes pero con el mismo contenido. Intrigada la joven maestra pregunta cómo sabrán que son más que ustedes. Gritaron todos ¡viéndolos más felices! tan fuerte que rompieron todos los vidrios de la sala porque sólo así por más enérgico el subconsciente colectivo no pudo dejar escuchar su “cuando ganen más que yo”.

“AMORLESS”

¿Puedes creerlo? Mi ex-esposa compró unos boletos a Nueva York para ella, su pareja y el hijo de él con mi tarjeta de crédito. No, no, fue anteayer, el día antes de firmar los papeles del divorcio y no me di cuenta. Siempre fue la plata, me tenía cansado, qué me falta esto, qué necesito esto otro, quizás cuánto le pasaba a ese muerto de hambre que llevó a pasear a los estados unidos. Pero ahora va a ver, voy a pagarle al mejor abogado de toda la ciudad para reventarla, ni para quedar en pelota le va a alcanzar.

Esa semana el PIB del país subió un 0.0001% más de lo habitual.

GRANJERO

Tenía una caja fuerte a vista de todos pero nunca nadie la vio abrir o cerrarse. “El que guarda siempre tiene” solía decir y cuando estaba solo entonces metía casi todo su salario en billetes dentro de la caja, la cerraba y le palmoteaba el lomo mientras sonreía. Un día sus pulmones no aguantaron más quistes y alquitrán y a su última voluntad partió con caja y todo a su última morada bajo una austera placa conmemorativa. Ascendió a los cielos y sobre una nube encontró las puertas del cielo. Con su caja bajo el brazo lo vio el recepcionista y le dijo “¡admisión!” y contento el hombre le dejó su caja porque sabía que ese era el momento para el que se guardó siempre. Una vez dentro reparó en la única actividad de los residentes: recoger pedazos de nube, admirarlos y guardarlos en sus bolsillos sin fondo. Uniéndose a la pandilla él también buscó su propio rancho y comenzó a cosechar.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

La Canción de Guile Le Viene Bien a Todo

Paseando Por el Boulevard

Videos que hacen reír en youtube u otros portales se pueden dividir en unas cuantas categorías: están las escenas claves de películas o series, videos de aficionados que con toda intensión logran hacer reir, están los videos caseros de caídas y relacionados y finalmente aquellos que son francamente una estupidez y que sobrepasan tanto los niveles de imbecilidad plausibles que inmediatamente se transforman en algo muy gracioso. A esta última categoría pertenece esta serie de videos titulados "Guile's Theme Goes With Everything", literalmente: La Canción de Guile le viene bien a todo. ¿Qué es? la demostración de la teoría que la canción de Guile de Street Fighter suena bien acompañando a cualquier clase de situación, graciosa, dramática, estúpida, cualquiera. Personalmente, hace mucho que no me reía tanto con un video de la categoría ya comentada.

Por supuesto, para los que no recuerdan, el video con una pelea de Guile vs Ken en la etapa del primero cuya música ambiente da pie a la serie de videos.

Gracias a Nada Que Decir llegué al primer video que conocí de la serie. Por sí mismo el video es gracioso pero creo que es el triple de chistoso con la música de Guile.

Una campaña contra el uso de celulares mientras manejas, clásica técnica del impacto a través del drama y la cruda violencia. Pero tan sólo escuchen el efecto que produce con la canción de Guile.

El himno nacional antes del partido, un momento solemne. Otra vez, la música de Guile parece quedarle a la perfección.

Un clásico de la estupidez sumado a esta nueva estupidez. Una suma impactante.

"Pero apuesto a que no le va bien a una escena romántica". Bueno, veamos.

Otro drama terrible que con la modificación musical sufre un extraño giro.

Por supuesto el fenómeno también ha llegado a Chile comprobando totalmente la teoría "La Canción de Guile Le Viene Bien a Todo".

La única cosa cierta de esta categoría de videos es que a no todos les hace gracia. A algunos les parecen aburridos a otros demasiado sin sentido. Pero es algo propio de internet y es bueno a veces detenerse a pensar en este curioso fenómeno. Si les gustó basta con buscar en Youtube "Guile's Theme Goes With Everything" y se sorprenderán de la increíble cantidad de videos editados con la canción de Guile de fondo. Bueno o malo, gracioso o fome, la cosa es que están ahí.

domingo, 5 de septiembre de 2010

Requiem De Mi Bolso

Rincón de los Relatos

El viernes fue la última vez que lo usé. El bolso azul, con un logo rojo de una marca de productos veterinarios me ha acompañado todos estos años en la universidad. Pero todo tiene su límite. Ya estaba con un par de cierres inutilizados y algunos agujeros provocados por la vejez. Este viernes caminaba por un parque, llevando mi bolso, cuando de pronto la tira para colgármelo al hombro se suelta y el bolso cae aparatosamente al suelo. Quedó todo sucio, pero lo peor, parecía que no iba a recuperarse de ésta.

Estaba en el suelo y yo sólo podía mirar lo destruido que quedó. Rápidamente, como en todo accidente, tumultos de gente me rodeaban a mí a mi agonizante bolso azul. “Pobre muchacho” murmuraban, “Parece que no se va a levantar” decía una vieja chismosa, “¿Qué le pasa a ese bolso mami?” preguntaba un niño. Minutos después llegó la ambulancia de Emergencias de la Moda y los Accesorios de Vestuario. Alguien atinó a pedir ayuda.
Llegaron dos Tejedoras corriendo
- Tranquilo – me señaló una, - lo llevaremos al hospital –
- Déjenme ir con ustedes – imploré. Ambas asintieron y rápidamente subieron al bolso a una camilla y nos llevaron al Hospital.

Un amplio y blanco edificio nos recibió. Las Tejedoras bajaron la camilla a toda prisa mientras se acercaba una Diseñadora de Modas y un par de Costureras.
- ¡Caída al suelo, traumas en los cierres, múltiples puntos corridos en la parte inferior, desprendimiento de riel de cierre y forraje interno! – dijo apresuradamente una de las Tejedoras poniendo al tanto a la Diseñadora de la emergencia.
- ¡Rápido a la sala de Confección de inmediato! – mandó la Diseñadora mientras conectaban a mi bolso una serie de agujas prehiladas.
- ¿Se va a poner bien? – pregunté desesperado
- Haremos lo posible – respondió una Costurera

Corrimos a la sala de Confección donde me dejaron entrar sin problemas, creo que mi pálido rostro convenció al personal para no impedirme la entrada. Ahí comenzaron a tratar de revivir a mi fiel bolso, una rápida y atropellada serie de órdenes comenzó a fluir. Era difícil entender quién hablaba o qué querían decir.
- ¡Hilo Azul 7! –
- ¡Necesito tijeras gancho! –
- ¡Rápido, un riel de cierre! –
- ¿Cómo que no hay azul 7? ¡azul 5 entonces! –
- ¡Aguja Bodkin!
- ¡Ayúdame aquí con el forraje interno! –
- ¡Aah! ¡Este riel se despegó de la costura! –
- ¡Tejedora, 2 unidades de neoprén enseguida! –
- ¡Señora diseñadora, el forraje interno esta muy dañado no sé si podamos repararlo! –
- ¡La tira no engancha, llama a Transplantes y consigue una! –
- ¡Señora diseñadora, el tejido inferior esta a punto de ceder, esta demasiado frágil! ¡No resistirá una reparación! –
- ¡No podemos reparar el riel! –
- ¡No nos quedan ganchos de tira en Transplantes! –
- ¿No quedan?, ¡Aaaah! –
No necesitaba entender de elaboración de ropa para entender lo que estaba pasando. Todo estaba perdido. En ese momento la Diseñadora me mira mientras el resto del personal trabaja arduamente para mantener con vida a mi bolso.

Entendí inmediatamente lo que quería, no daba para más. Le hice una señal con la cabeza y ordenó al equipo detener la resurrección.
- Hora de deceso, 18:51 – anunció la Diseñadora. Todas se retiraron a otra emergencia dejándome solo en esa sala con el cadáver de mi bolso. Una Costurera me trajo un formulario para firmar.
- Sé que no es un buen momento pero debe decidir si su bolso será o no donante, sus partes: telas, cierres, rieles, ganchos pueden ser utilizados para reparar a otros desafortunados – explicó. Firmé el formulario para aprobar el status de donante de mi bolso.
- ¿Puedo despedirme? – pregunté. La Costurera me tocó el hombro y me dejo a solas en la sala de Confección.

En todo el ajetreo siempre llevé en mis brazos lo que yo cargaba ese día en mi bolso, decidí dejarle un recuerdo para que en el más allá del mundo de las Telas me recuerde por siempre. Le dejé un viejo cuaderno llenó de ejercicios de finanzas para que no olvidara que juntos siempre cargamos con el sufrimiento. Le dejé un libro de Vargas Llosa para que nunca olvidase que me ayudaba a cargar mi pasión, fuera a donde fuera.