OCACIONALMENTE ALGO INTERESANTE

martes, 18 de agosto de 2009

Ni Aunque Me Obligaran Podría Elegir

Pasillo de Cine y Televisión

Todo el mundo alguna vez se ve enfrentado a conversaciones sobre música, película o serie favorita. Luego de una larga charla donde has pasado por miles de nombres finalmente llegas sólo a dos entre los cuales parece ser imposible escoger a uno por sobre el otro, como si no tuviesen comparación o fuesen demasiado extraordinarios para quedar segundos aplazados por otro. Yo tengo alguna de esas disyuntivas insalvables dónde realmente no puedo decidir cual es mi favorito:

Series de TV, ER / Battlestar Galactica:
Para los fanáticos de cualquiera de las dos la elección es muy simple, de hecho más que obvia como lo es para mí enfrentar estas series contra cualquier otra. Pero entre ellas, imposible escoger. Cuando de pronto quisiera decir Battlestar Galactica me acuerdo de los grandes tiempos de ER del Dr. Greene cuando después de muchas horas no pudo salvar la vida de esa mujer luego del parto o cuando fue golpeado en el baño del hospital y para que decir del capítulo de su muerte. Cómo pasar por alto los turnos eternos con el hospital lleno hasta en los pasillos o episodios épicos como el Dr. Ross rescatando a un niño de una inundación o el brote de viruela dentro del mismo hospital que incluyó el horrendo accidente del Dr. Romano y tantos otros momentos impactantes, de drama, adrenalina, buenas historias. Con eso en mente estoy a punto de decir "ER" pero entonces recuerdo el momento cuando Roslin, la nueva presidenta, decide saltar a miles de años luz para escapar de los Cylon dejando a la mitad de la flota a su merced o cuando, por un asunto entre azar y misticismo, Gaius Baltar da las direcciones correctas para destruir una base Cylon y elevando las manos exclama "¡Soy el instrumento de Dios!". Nunca olvidaré cuando me paralicé al ver a Sharon Valerii descargar dos balazos en el estómago del comandante Adama o toda las consecuencias de la aparición de la Pegasus, para que hablar de los efectos especiales, la banda sonora, Starbuck, y el hecho de que la historia es fantástica. ¿Cómo elegir entre los dos? ¡Imposible!

Videojuegos, Final Fantasy VIII / Final Fantasy XII:
La típica frase de los fans de Final Fantasy: "el 7 es lejos el mejor". Nunca he comprendido realmente aquello, es decir es un gran juego pero cuando te metes en la historia de Final Fantasy VIII o en la dinámica de juego de Final Fantasy XII realmente resulta imposible ignorar una verdad, mia y propia claro: estos dos son los mejores ¿pero cuál lo es más? Y el problema es que son grandiosos por dos cosas muy diferentes. Por un lado Final Fantasy VIII está lleno de grandes momentos y personajes inolvidables al punto de confesar con gran y muy culpable placer que Rinoa Heartilly es la única mujer virtual de la cual he estado virtualmente enamorado. Vaya gran momento cuando Squall la rescata de sofocarse en el espacio y lo tensionante que resultaba cada aparición de Seifer Almacy que en cualquier momento podía robarse a la chica, ese trio amoroso que podría resultar una trama cursi termina siendo el eje del juego y la razón por la cual volver a jugar miles de veces. Final Fantasy XII en cambio tiene una historia interesante, del chico que mira los barcos volar (si, así es) y sueña con tener su propio barco y viajar por el mundo. Esa simple trama lleva a una repleta de aventuras y buenas recompenzas y esa simple trama lleva a uno de los sistemas de juegos más atrapantes que me ha tocado vivir. La forma de combatir esta lejos de ser tradicional y desde el uso de magias hasta la programación de los "gambits" (órdenes automáticas), todo se mezcla tan perfecto a la hora de combatir que lo único que quieres es avanzar, pelear, ganar habilidades, ingeniar una estrategia nueva, buscar alternativas, probar a los personajes con distintas funciones dentro del combate, es para volverse adicto. ¿Cómo elegir entre los dos? ¡Imposible!

Anime, Robotech / Gundam Wing:
No he visto demasiadas series de anime en mi vida, más de 10 con regularidad no son y la razón es bastante clara. Haber visto Robotech y Gundam Wing hacen que todas las demás series de anime me aburran hasta la médula. Robotech, un clásico, la historia típica del invasor alien que quiere apoderarse de la Tierra, el romance entremedio, el SDF-1, los Varitech, cuatro cosas que combinadas hicieron grande a esta serie de adicción incomprensible y totalmente inolvidable. Las batallas espaciales, Rick Hunter y su duda entre Lisa Hayes y Lynn Minmay, Miriya y su busqueda para asesinar al as de los micronianos. Eso para empezar porque después de la historia del Escuadrón 15º y la lucha contra los Invid te quedas con los ojos abiertos esperando más pero al mismo tiempo recordando cada episodio con un afecto especial. Sin olvidar los Varitech. Pero a Robotech siempre le faltó algo, era después de todo una historia muy llana, faltaba drama del de verdad, dificultades en serio, personajes oscuros y queribles, complejos enredos familiares, poíticos y militares que le dieran a la serie un giro más profundo. He ahí Gundam Wing. La historia es por lejos mucho mejor, donde cinco pilotos de mechas denominados Gundam se ven envueltos, cada uno de manera independiente, en una venganza contra OZ quienes controlan bajo el poder militar a las colonias de la Tierra. De ahí, los que debieran ser héroes pasan por miles de situaciones donde se comportan vengativos, desesperados, abandonados, desamparados, fríos y desunidos. Detrás, la familia Khushrenada con una posición nunca definida, la organización militar OZ levantando la aristocracia, Las Naciones Unidas de La Esfera Terrestre y la instalación de la paz, tanto que mezclar y todo en torno a los cinco pilotos que apenas saben llevar la carga de sus propias vidas. Toda esa historia, épica y única, con derrotas y pocas victorias, hace de Gundam Wing inolvidable. ¿Cómo elegir entre las dos? ¡Imposible!

Y si, me alargué un montón así que para otras disyuntivas mortales tendré que postear otra vez en un futuro cercano ¿o no?

sábado, 15 de agosto de 2009

Canciones Que Se Me Pegaron Esta Semana

La Vitrina Musical

Estas son las canciones que esta semana no cesaron de rondar en mi cabeza, de manera aleatoria pero siempre las mismas.

Stand My Ground de Within Temptation: Esta banda me la recomendó la fantástica página Last.fm y debe ser uno de sus mejores aciertos ya que esta banda es mi único acercamiento al "Symphonic Metal" porque intentando con otros grupos la verdad descubrí buena música pero no para andarla trayendo en el iPod. "Stand My Ground" en particular es un tema con un arreglo instrumental grandioso, un toque clásico, gótico y la voz de Sharon den Adel, hipnótica y ensamblada perfectamente a la música aunque sin duda protagonista. No es una gran o muy profunda letra, eso lo admito, pero la gracia de esta canción está en la facilidad que tiene para sacarte de esta época y llevarte a algún tiempo distante.


STAND MY GROUD DEL DISCO "THE SILENT FORCE"




Purgatory Blues de Juliette And The Licks: Es mi más reciente adicción y no me refiero sólo a una canción, escucho el disco "Four On The Floor" una y otra y otra vez sin habilidad alguna para darle paso a alguna otra banda. Es demasiada energía, guitarras que enloquecen, Juliette Lewis perdiendo el control a cada momento, la batería reventando, ejemplo típico de la nueva onda del "Punk" y el "Garage Rock". "Purgatory Blues" es peligrosamente adictiva especialmente por el coro que al final terminas simpatizando con eso de que la vida no es más que un montón de "no debes hacerlo". Imposible quedarse quieto y no ponerse a tocar la guitarra o la batería, soñando estar en el escenario viendo a Juliette perder el control y rendirse luego ante la lógica de la vida.


PURGATORY BLUES DEL DISCO "FOUR ON THE FLOOR"



Human of The Year de Regina Spektor: Si hay algo útil que ha hecho Facebook por mi en la última década es avisarme en el día justo en que el último disco de Regina Spektor fue lanzado, "Far". Sin duda lo volvió a lograr. Su piano, su voz, ambos geniales agregado a su caracterísca de sensación de desajuste entre el ritmo de su voz y el de su música y la ironía de sus letras la convierten en una artísta única y de rápido enamoramiento. "Human of The Year" es un tema con la habilidad de paralizarte donde estés y buscar el cielo para quedarte mirando mientras escuchas la canción. Supongo tiene que ver también con el mensaje de la letra, una historia al parecer ficticia pero tan cierta si la escuchas bien. Me cambia la respiración cuando escucho esta canción.


HUMAN OF THE YEAR DEL DISCO "FAR" (SOLO AUDIO)




Rainbows in The Dark de Tilly And The Wall: No tengo idea que me pasa con esta canción y con el grupo en general. Este llamado "Twee Pop", a veces contradictoriamente llamado "Indie Pop" es tan curioso, tiene un poco de nostalgia vintage mezclado con modernidad que para mi gusto pocas veces funciona. Pero esta canción, hay una energía positiva, algo así como un campo lleno de flores y gente saltando, cosa en absurdo contraste con el contenido de la letra acerca de una niñez repleta de peleas con un padre esclavisante, odio que sale de no sé dónde pero que en algún momento hay tiempo para tenderse en el pasto, mirar al cielo y encontrarse con un arcoiris en toda esta oscuridad. La historia es fantástica sin duda y mejor todavía con esa música tan lúdica como acompañamiento. Y me ha sido imposible escuchar a otro grupo de la misma onda que Tilly And The Wall (y Camera Obscura).


RAINBOWS IN THE DARK DEL DISCO "BOTTOMS OF BARRELS"

domingo, 2 de agosto de 2009

Fanta Uva, Chile y El Poder de Facebook

Sección Hágalo Usted Mismo

Yo soy un sujeto que colecciona muchos tipos de cosas pero siempre porquerías sin valor por ejemplo, latas de bebida. Tengo muchas que vengo juntando desde el año 1998 cuando para el mundial de fútbol del año salieron 8 latas de colección de Coca-Cola y cada una tenía los dibujos de las banderas de los 8 diferentes grupos del mundial. Esas y unas que me traje de Brasil son de las más interesantes sin contar unas en hebreo, chino y japonés entre algunas otras. Entonces, hace unos 5 meses atrás limpiaba mis latas cuando me topé con las de Brasil, la de Fanta Uva para ser más exacto. Me vino al tiro el recuerdo del sabor a la mente y envuelto en ese mismo ocio me metí a Facebook y busqué "Fanta Uva" sólo por curiosidad. Ahí encontré un incipiente grupo, como los hay demasiados, que decía algo como "Que Vendan Fanta Uva en Chile". Entré y vi que no eran más de mil miembros. Me uní, sin ninguna intensión más que recordar y plasmar en Facebook que yo conocía esta variedad de Fanta.

Me olvidé de eso por mucho tiempo. Era un grupo que estaba ahí aumentando sus miembros de 5 por mes y que no representaba nada concreto. Eso hasta un día que llegó un mensaje del grupo y decía "Grupo para lograr que vendan Fanta de uva en kioscos, locales, minimarkets, supermercados, botillerias, en todo Chile!!!" y pensé "¿Quién va a tomar eso en serio?" y lo dejé pasar. Después llegaron un par de mensajes más que aseguraban que los creadores del grupo habían hablado con la Coca-Cola y que con 6.000 miembros (créanme, cuando yo me uní ese era un número imposible) considerarían traer la Fanta Uva al país. Y ahí, perdiendo un poco de incredulidad, invité a todos mis contactos a unirse al grupo. En dos días varios de ellos aceptaron esa invitación y así debió haber pasado con el resto de los miembros antiguos porque el grupo empezó a crecer como espuma. los 6.000 aparecieron en un abrir y cerrar de ojos y 10.000, 20.000, a los 20 días ya se llegaba a los 50.000.

Ahí apareció la noticia final: "Fanta Uva llega a Chile". "Increíble" pensé, un grupo de personas anónimas y desconocidas entre sí lograba empujar a una marca a lanzar un nuevo producto. Revisando mis mensajes de Facebook sólo hace dos semanas rogaban por llegar a los 10.000 contactos y hoy estoy escribiendo este post con un vaso de Fanta Uva en mis manos. Esto es una muestra real del poder de las comunidades en internet, lejos ya de ser una especie de mito, lejos de ser una creencia de los muy ilusos. Esos avisos comerciales que dicen "yo cambio el mundo desde mi computador" esta un paso más lejos de ser un simple slogan comercial. ¿Lo ves? si quieres que alguna causa de verdad sea escuchada ya sabes lo bien que esta funcionó.